lunes, 20 de diciembre de 2010

Ya llega la Navidad!


Hola!!

Parece que ya se va acercando esta fecha tan nostálgica como comercial, tan religiosa como pagana: la Navidad.

Yo soy de las que aún conservo parte de ese espíritu que me transmitieron desde niña tanto en la familia , la escuela y la sociedad en sí de hace más de 25 años.

Todo ha cambiado bastante, se valora la exageración y el mayor número de regalos posible y cuanto más caros mejor, la compra desmesurada,el árbol de navidad más grande o las luces del balcón más estridentes de todo el vecindario.

Recuerdo la preparación del árbol de navidad lleno de espumillón y bolas guardadas año tras año(siempre se rompía alguna...); el pequeño Belén con sus figuritas y atrezzos con pan rallado , musgo y papel de aluminio. Los farolillos de papel aprendidos en la escuela, cadenetas y estrellas doradas que colgábamos por doquier...LA preparación de la cena de Nochebuena, siempre estorbando a mi madre o birlando un guirlache o turrón para pasar el rato. Mis gafas se empañaban al asomarme a la cocina y husmear los apetecibles cardos,el corderico al horno y unos bichicos con patas llamados langostinos los cuales caían contados uno a uno en cada plato...

La cena era amena, con música de fondo( he oído desde MAchín hasta Demi Rusos)y un disfrute de cabecita infantil que jamás olvidaré.

La velada podía alargarse hasta altas horas de la noche jugando a los seises o al bingo con las bolitas que siempre caían por los suelos.Navidades mágicas y que sólo se viven en la infancia, sin preocupaciones, sin miedos, con ilusión.

Cuando crecemos queremos recordar esos días tan dichosos .Aun queriendo mantener ese espíritu infantil de la navidad hay cosas que no se pueden cambiar. No me refiero a los compromisos propios de la edad que te hacen estar muchas veces donde no quieres, o a la competición de regalos que te empuja a seguir la tirada. Sino a la ausencia de esos ojos que te asentían cuando cantabas un villancico, o esas manos que te ayudaban a colocar las bolas del árbol, o esos brazos que te aupaban hacia la cama cuando te habías quedado dormida en el sofá.

La Navidad puede ser como cada uno queramos que lo sea, pero no podemos evitar recordar y añorar a esos seres queridos que ya no están con nosotros y que en estos dias se hace especialmente duro no tenerlos a nuestro lado. Todo lo demás, podemos hacer lo que queramos, comer carne o pescado, gastarnos un riñón en un bolso o donarlo a una ONG.

Sobre todo rodearnos de gente importante para nosostros. LAs ocasiones son únicas y hay que aprovecharlas en cada momento. Vive, sueña, disfruta y goza de la vida.... y cómo no... también de la Navidad.

Feliz Navidad a todos

anabelu

6 comentarios:

  1. Hola guapa, que bonito todo lo que cuentas y que razón tienes, yo también pienso que las navidades son una fiesta muy para niños que son los que la viven con más ilusión. Con el paso de los años hay tantas cosas que hacen que ya no puedas disfrutar de las fiestas igual que antes, falta de seres queridos, enfermedades, problemas del día a día..., pero eso si, si las pasas con tu gente querida siempre son más bonitas. Que tu pases una navidad rodeada de todos esos que quieres y que te quieren. Besitos

    Referente a vinculo de seguidores no tengo en el blog solo el de suscriptores.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario en mi blog dejebu.blogspot.com. No te conocia, pero al ver tus trabajos no he dudado en hacerme seguidora. Sitos y FELICES FIESTAS!!!

    ResponderEliminar
  3. Felíz navidad, gracias por la visita, me gusta tu dibujo tienes un estilo muy personal. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todas por vuestras visitas y comentarios.
    Feliz Navidad

    ResponderEliminar